23 agosto 2006

Artículo de Iglecrecimiento


Hola a todos!

En este enlace:

http://www.kairos.org.ar/articuloderevistaiym.php?ID=1529

podrán leer un artículo del pastor Alfredo Smith sobre el tema de iglecrecimiento y la iglesia. Es un texto muy interesante!. Espero que lo puedan leer.

Marcos

4 comentarios:

Abel on 2:47 p. m. dijo...

Hola a todos.

Aquí hay dos enlaces adicionales. Uno es una réplica de Samuel Escobar al artículo de Fred Smith:

http://www.kairos.org.ar/articuloderevistaiym.php?ID=1530

el otro es un comentario de René Padilla sobre la teoría de los grupos homogéneos:

http://www.kairos.org.ar/articuloderevistaiym.php?ID=1756

Leanlo si pueden.

Muchos saludos,

Abel

Abel on 3:48 p. m. dijo...

Una pregunta, ¿este Fred Smith es el pastor Alfredo Smith que todos conocemos o es otro??

Abel.

Marcos Paredes on 6:57 p. m. dijo...

Si Abel, es el que todos conocemos.

Marcos.

Horacio on 11:26 a. m. dijo...

Estimados todos:

Es primera vez que entro a este blog, que me parece un buen puente entre cristianos. Y sólo quería dar algunas opiniones sobre el tema del Iglecrecimiento.
El Iglecrecimiento tiene un problema de fondo: tiene detrás la visión que el crecimiento es lo primordial en la iglesia, que perdemos nuestra misión si no nos abocamos a crecer sin parar (y, encima, hace sentir culpable a quien no esté en el esfuerzo). Suena muy bonito y bíblico pero esta óptica hace énfasis en la predicación y los programas, olvidando que la Iglesia tiene otras funciones y otras maneras adicionales de crecer. Por ejemplo, y sólo como muestra, pienso que la Iglesia no debe dejar de predicar buscando conversiones y, por ende, cecimiento, es cierto, pero más efectivo testimonio es que cada cristiano sea ejemplo de vida diaria, de amor práctico y en acción hacia otros, donde nuestros hechos hablen más fuerte que lo que hablamos, donde nuestra predicación sea menos hablada y más vivida. El Iglecrecimiento es una forma más de proselitismo, algunas veces fanático - típico de muchos de nuestros movimientos evangélicos-, olvidando que el ejemplo de vida es lo más importante; claro, eso es mucho más difícil que realizar, ¿verdad?. Conexo a todo esto, el Iglecrecimiento prioriza la ansiedad del "número",por ejemplo, ¿llegamos a nuestras metas de decisiones/ bautismos/ miembros?. Hay un claro traslado de herramientas enmpresariales al mundo de la Iglesia -que no es malo per se- pero que hace caer en la trampa de que la prioridad es "alcanzar objetivos". El Iglecrecimiento hace muy poco énfasis en la necesidad del discipulado personal porque está preocupado por el número. Que yo sepa, el ejemplo de Cristo no es ese. Habiendo predicado a mutitudes (si ven , no muchas veces), no descuidó lo principal: el trabajo uno a uno. ¿Qué eso es más lento para el crecimento de las iglesias? Depende, a veces, puede ser, pero también hay ejemplos de que se dan crecimientos explosivos cuando la Iglesia está viva (y avivada), no descuidando el discipulado personal, con un crecimiento más sano. Para ejemplo, basta ver el libro de Hechos. Y, ojo, que el verdadero discipulado es altamente demandante y no debe confundirse con dar clases bíbilcas u organizar grupos pequeños solamente.
Por otro lado, el Iglecrecimiento, como toda corriente , nace en ciertas circunstancias sociales y situación que la Iglesia vivía en ese momento y creo que vale la pena estudiarlo en su contexto (los evangélicos somos muy proclives a espiritualizar todo y no vemos el bosque total de la experiencia humana) para, de esta manera, analizar qué tan vigente es para las necesidades de la Iglesia de hoy. Finalmente, creo que el Iglecrecimiento, en su versión más extrema y preocupada por el alcance de metas numéricas, hace que llenemos las iglesias de cristianos poco comprometidos y nada maduros ya que, con tal de tener los templos llenos, no se confronta al ser humano con lo que implica la decisión de seguir a Cristo y sólo enfatiza el evangelio como "la solución a tus problemas" sin entregar la vida totalmente (¿no han notado cómo en muchísimas predicaciones NO se llama ya al arrepentimiento, piedra angular de una conversión?). Ciertamente, coincido en la preocupación de que la Iglesia siga creciendo pero no comparto que el Iglecrecimiento y su filosofía sean la respuesta.
Bueno, la hice bien larga, ¿verdad? pero me apasiono un poco con ciertos temas (dejo para otra vez el tema de las iglesias o grupos homogéneos, donde también tengo comentarios que hacer al respecto). De hecho, creo que deberíamos generar en las iglesias grupos de discusión sobre este y muchos otros temas sobre la vida de la Iglesia, la dinámica de la Teología en nuestras vidas, etc. O hacer de los grupos pequeños/ células el centro de debate de múltiples temas. No tenemos que tener miedo al ejercicio del pensamiento reflexivo, así sea discordante con la posición de una u otra denominación. Cristo nos llamó a libertad y no esclavitud de ningún tipo (más aún, en una sociedad como la nuestra donde muchas preciosas personas tienden a seguir lo que les dicen sin mayor análisis). Gracias por este blog, que permite expresarnos, aunque creo que debería ser sólo el medio para generar reuniones con los que se interesen en un tema u otro. ¿Quién dijo yo?.
Con amor, en Cristo, vuestro hermano Horacio, un laico de la ACYM de Miraflores.

Followers

 

Enderezando la senda. La plantilla es la Revolution Two Church theme diseñada por Brian Gardner, convertida a Blogger Template por Bloganol dot com | Distribuida por Deluxe Templates