14 setiembre 2006

Alguito sobre el Reino de Dios


Extraído del libro "Adventures in mising the Point" - Tony Campolo y Brian D. McLaren

El Reino de Dios por Tony Campolo (Traducción Libre, con libertad de hacer faltas ortográficas)


Yo le pregunto a mis estudiantes ¿Por qué Jesús vino a este mundo? y las respuestas que típicamente recibo son mas o menos como las siguientes:

- Para buscar y salvar a los perdidos
- Para revelar a Dios para nosotros
- Para proveernos de un modelo para ser completamente humanos
- Para vencer a los espíritus demoníacos de este mundo

Buenas respuestas, todas ellas. Pero rara vez oigo a mis estudiantes repetir el estamento de misión que Jesús mismo entrego para nosotros. En los 3 evangelios sinópticos, Jesús nos dice que el ha venido en primer lugar y mayormente para declarar que el Reino de Dios se ha acercado. Muchas de sus parábolas son relativas a este Reino: El Reino de Dios puede ser comparado con una buena semilla que el granjero planta en la tierra, dijo Jesús, o la semilla de mostaza, o el tesoro enterrado en el campo. Con analogías como estas, Jesús intento llevar a sus discípulos algo de entendimiento acerca de la naturaleza de dicho Reino.
Y Dios desea que este Reino sea establecido en la Tierra, AHORA! "Venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad así en la Tierra como en el Cielo", fue la enseñanza de Jesús hacia sus discípulos acerca de como debían orar. (Mateo 6:10).
Que, por supuesto, contradice lo que tanto Evangélicos y Neo-Marxistas creen acerca de lo etéreo del cristianismo, la religión del "Postre en el cielo cuando mueras" que nos promete mansiones en el otro mundo si tan solo nosotros soportamos las opresiones, inequidades e injusticias del presente orden socio-económico.
El Reino de Dios es una nueva sociedad que Jesús quiere crear EN ESTE MUNDO, dentro de la historia de la humanidad y no después de la segunda venida o un Apocalipsis futuro ni nada similar. Más bien ahora mismo.
El Antiguo Testamento describe el Reino en varios pasajes, entre ellos, Isaías 65: 17-25 (Nota del Traductor: El pasaje es transcrito en su totalidad implicando importancia en su lectura, no será transcrito en esta traducción confiando en el interés del lector por buscarlo)
Notar los detalles en este pasaje acerca del Reino:
- Su venida abolirá todo sufrimiento
-Habrá un final para la mortalidad infantil que es hoy por hoy tan común entre los pobres
-Las personas mayores vivirán sus vidas sanos
- La gente tendrá viviendas decentes que podrán llamar suyas
-Todos tendrán un trabajo que les pague un jornal justo
- Las madres no tendrán miedo cuando nazcan sus hijos de que cuando crezcan serán destruidos por las drogas o las pandillas callejeras
- El balance ecológico del Edén será restaurado y la destrucción ambiental llegará a su fin
En alguna otra parte en el Antiguo Testamento, como en Zacarías 8:4-5, leemos que los vecinos de nuestras ciudades estarán a salvo, de modo que las personas mayores podrán salir de sus casas en las noches, sentarse en sus pórticos, recostarse en sus bastones y ver a los niños jugar en las calles.
Y por supuesto el libro del Apocalipsis tiene mucho que decir respecto a este Reino (Apocalipsis 21:3-5) (Misma nota del autor que en el caso del pasaje de Isaías).
El deseo de establecer el Reino de Dios en esta Tierra ha jugado un papel formativo en la historia de los Estados Unidos en particular. Desde nuestros primeros días hasta ahora, los estadounidenses han aspirado en hacer de su nación el Reino de Dios en la Tierra (ver El Reino de Dios en América de H. Richard Niebuhr).
En el siglo 17 John Winthrop abrigaba la esperanza, mientras formulaba el Mayflower Compact, de que la sociedad peregrina en el Nuevo Mundo sería la "ciudad en la colina" de la que Jesús habló.
Evangélicos y Reavivadores de los siglos 18 y 19, como Charles Finney por ejemplo, predicaron que con la ayuda de Dios la humanidad podría alcanzar un perfeccionamiento que tendría como consecuencia la profecía bíblica del Milenio. Los intentos estadounidenses en comunidades utópicas (Las Colonias Oneida de John Humphrey Noyes o Las Comunidades New Harmony de Robert Owen) fueron testigos del profundo deseo de los estadounidenses por vivir los valores y estilo de vida del Reino de Dios en el hoy y ahora. Incluso si uno descuenta a aquellos que vivieron en los bordes sociales de la sociedad americana, la mayoría de estadounidenses creyeron firmemente que nuestro país tenía un destino manifiesto dispuesto por el Dios de la historia.
Al virar hacia el siglo 20, la perspectiva optimista dio como resultado la optimista teología del "Evangelio Social", que sostiene que el Reino de Dios puede ser guiado hacia este mundo sin la vuelta de Jesús a través del esfuerzo humano. Cristianos llenos del Espíritu de Jesús pueden traer la Edad o Era del Gobierno de Dios en la Tierra. De acuerdo con el Evangelio Social, el renombrado H. Richard Niebuhr dice: "un Dios sin ira trajo al hombre sin pecado dentro de un reino sin juicio a través de la manifestación de un Cristo sin una cruz". Creyendo que la raza humana fue apresada en un proceso evolutivo que la llevaría hacía arriba y hacia adelante, teólogos del evangelio social estaban convencidos que la humanidad estaba al borde de crecer mas en egoísmo y lujuria que había causado desde siempre las guerras y pestes en el pasado.
Luego llegaron las 2 guerras mundiales que hicieron reventar el mito del progresivismo moral, revelando en su lugar el mal heredado a nuestra humanidad. El pensamiento cristiano luego adoptó una perspectiva del reino que se podía reconciliar con el aparente horror y destrucción en que se encuentra este mundo: antes de que el Reino de Dios se pueda volver una realidad histórica, la gente necesita radicalmente ser transformada a la imagen de Cristo. Y esa Transformación no podrá ser completada hasta que Cristo vuelva y la haga posible (1 Juan 3:2).
Este pragmático realismo hizo sencillo re-diseñarse a uno mismo para creer que el progreso social no era posible, que es exactamente lo que los fundamentalistas hicieron. Seguidores del Dispensacionalista John Darby y de la Biblia de Referencia Scofield que popularizo la teología dispensacionalista de Darby, creían que los intentos de eliminar las guerras y la pobreza eran una pérdida de tiempo. ¿Las escrituras no dicen acaso que siempre habrán guerras y rumores de guerras (Marcos 13:7), y que a los pobres siempre los tendremos con nosotros (Mateo 26:11)? Los dispensacionalistas, esto es, los fundamentalistas y la gran mayoría de evangélicos, sostenían que el mundo era un barco que se estaba hundiendo y que los esfuerzos y tiempo eran mejor invertirlos en sacar a la gente del barco y "salvarlos" antes de que se termine de hundir. El barco solo se va a hundir mas y mas profundo en el agua y el mundo solo se va a poner peor y peor hasta que las cosas se pongan tan mal que Dios tendrá que intervenir, llevando la degradación a su final con la segunda venida de Jesús.
El único problema, de cualquier modo, es lo malas nuevas que son las Buenas Nuevas. Recuerdo haberme sentado en la iglesia un domingo en la noche durante mi niñez y escuchar a un predicador citar un torrente de pecados que estaban hundiendo la sociedad tales como: incremento de la criminalidad, de las tasas de divorcios, de la promiscuidad sexual. Mientras predicaba su siniestra advertencia, pude escuchar a una anciana mujer en una banca detrás mío quejarse, " Gracias Dios, Maranatha, Señor, Maranatha". Después del servicio le pregunte a mi madre por que esta santa mujer estaba tan agradecida por tan malas noticias. Con el mundo yendo de mal en peor, mi madre me explico, todo era evidencia para la anciana feligresa de que la segunda venida de Jesús se acercaba. Muchos evangélicos aún sostienen esta perspectiva.
Con el paso de los años, he llegado a creer que tanto los liberales que apoyan el evangelio social como los fundamentalistas dispensacionalistas, están en parte en lo correcto. Ahora afirmo el optimismo de los que creen que Dios está trabajando en el mundo a través de siervos llenos de fe, tanto dentro como fuera de la iglesia, trayendo esperanza para los pobres, liberación a los oprimidos y la creación de una nueva sociedad en la que reinen la justicia y el amor.
Del mismo modo, aún cuando me uno a ellos en luchar por lograr el Reino de Dios en la Tierra, también creo que no debemos engañarnos en creer que como sea que podamos construir el Reino de Dios hoy en día, puede llegar a su plenitud sin el retorno de Cristo. Todos somos seres imperfectos, y solo un encuentro cara a cara con el Cristo Escatológico nos puede convertir en ciudadanos del Reino. Y sin ciudadanos del Reino, no hay Reino, tal y como escribiera John Milton en Paradaise Lost, "La mente es su propio lugar, y por si sola puede hacer un Infierno de un Paraíso y un Paraíso de un Infierno". La conversión de individuos es en si, un prerrequisito para la llegada del Reino de Dios en la Tierra.
De todos modos, mientras tanto, debemos estar comprometidos en presionar hacia ese reino, siendo ese ¨hacia¨ lo que Jesús nos llama a todos a ser (Filipenses 3:13-14). Recordemos que la creación toda está esperando que seamos nosotros instrumentos de Dios, con los cuales será librada de su trágica situación presente (Romanos 8:18-22).
Por lo tanto, esta es la tensión, a condición de que no seremos como Cristo hasta que estemos con El en su regreso, debemos de todos modos luchar hacia esa meta, social y cívicamente tanto como espiritual y personalmente. Nosotros quizás no seamos capaces de crear el Reino de Dios en toda su plenitud antes de su retorno, pero somos no obstante llamados por Dios a trabajar hacia ese fin. Que es en si, el quid de lo que Pablo escribió a los Filipenses: " estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo."(1:6).
Pensemos en esta tensión de este modo. Está usted en Francia y es comienzos de 1944. Gran parte del país esta ocupado por los Nazis. La resistencia esta saboteando las operaciones alemanas aquí y allá, lo suficiente para desestabilizar y distraer. Pero nunca lo suficiente como para realmente botar a las fuerzas de Hitler fuera de Francia. Los rifles y explosivos que han sido contrabandeados a los "underground" son nada en comparación con la artillería y tanques de la Wehrmacht.
Mirando tan solo hacia el continente, viendo tan solo un puñado de harapientos saboteadores armados con poco mas que determinación y voluntad para morir por su país, sabiendo solo esto, usted no puede tener idea de que en ese momento cruzando el Estrecho Ingles, se ha estado juntando y preparando la mas grande fuerza de invasión de la historia de la humanidad. Y que en tan solo unos meses, la señal será lanzada para soltar esa fuerza. Y que poco después de eso, los soldados aliados van a terminar lo que la resistencia francesa empezó y expulsarán a los Nazis fuera de Francia de una vez por todas.
Del mismo modo será con el pueblo de Dios. Aún cuando usted y yo peleemos para dar muy pequeños pasos en la creación del Reino de Dios aquí y ahora, una gigantesca fuerza de invasión se esta acumulando tras las nubes. Y en un momento inesperado de la historia una trompeta sonará y Jesús retornará con un poderoso ejército para derrotar a los malvados de este siglo. En ese día Jesús se unirá a nuestras limitadas fuerzas y nos llevará a la victoria (Efesios 1:18-22). Luego la justicia fluirá como un poderoso aluvión y los reinos de este mundo se convertirán en los reinos de nuestro Dios y Dios reinará por siempre y para siempre.
Para una imagen bíblica de este escenario, leer la historia que Jesús nos contó (Misma nota del autor que el caso anterior) Mateo 13:24-30.
La cizaña representa el reino del mal, el cual esta creciendo en tamaño y fuerza hasta el final de la presente Era. Pero observemos, el trigo que representa el Reino de Dios, también está creciendo en tamaño y fuerza mientras nos acercamos al fin de los tiempos. Así con el retorno de Jesús, el Reino de Dios pasará por encima del Reino del Mal y se convertirá en lo que ha estado aspirando todo este tiempo.
Lo crean o no, el vocalista de U2 Bono, esta usando su fortuna y estatus de celebridad para hacer eso exactamente: Incrementar el Reino de Dios aquí y ahora. Aún en 1982 él era parte de los Live Aid and Band-Aid concerts, cuyas ganancias ayudaban a Etíopes que sufrían de inanición. No contento con ayudar a recaudar fondos con las presentaciones, Bono fue apremiado en ir a Etiopia el mismo para asegurarse de que los fondos levantados se estaban usando de una manera honesta y efectiva.
Lo que el vio ahí cambió su vida. Por 6 semanas el y su esposa trabajaron en un orfanato. "Te levantas en la mañana y la niebla se esta levantando, uno sale de tu carpa y cuenta los cuerpos de niños muertos o abandonados a su suerte. O quizás peor aún, un padre se puede levantar y acercarse a uno llevando a su criatura intentando entregártelo diciendo que si se va conmigo, no morirá".
Bono ha hecho más que continuar apoyando financieramente a las necesidades que el mismo vio de primera mano hace casi 2 décadas. El ahora trabaja ferozmente para cambiar las políticas de los gobiernos y organizaciones como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional para lograr que la financiación para salud pública, educación y servicios sociales esenciales pueda incrementarse en lugar de decrecer, tal y como lo han hecho últimamente. Políticos como Bill Clinton y Jesse Helms han tomado a Bono muy seriamente y se han unido en exitosos esfuerzos por reducir las deudas de los países del Tercer Mundo. El ha persuadido a países ricos que financien la crisis de SIDA en África salvando a miles de la muerte.
De cualquier modo que usted piense que es difícil que una estrella de Rock sea usado como un instrumento de Dios, Bono tiene todas las marcas de serlo. El esta cambiando el "aquí y ahora" haciendo lo que puede para mover el mundo en dirección al Reino de Dios.
Por más de lo que individuos como Bono puedan hacer, es la iglesia, el cuerpo de Cristo el que es el último instrumento para esta tarea. Lo que Jesús empezó 2 milenios atrás, nosotros, su cuerpo lo continuamos hasta que el vuelva de nuevo. No interesa que el cuerpo de Dios es imperfecto, compuesto tal y como es, de seres humanos que aún gastan sus días y noches tratando de averiguar que significa ser cristiano. Haciendo nuestro mayor esfuerzo, estamos tratando de convertirnos en una comunidad que se pone de pie, sobre y contra la cultura dominante con sus valores y estilos de vida. En el peor caso, peleamos por nada y criticamos todo. No interesa, aún así, somos la mejor oportunidad de Dios de presentar en lo que todo el mundo se convertirá cuando el Reino de Dios llegue.
Nosotros no somos como Nova Hutta, una ciudad utópica socialista fundada por comunistas polacos después de la segunda guerra mundial. En "The secular City", Harvey Cox describe a Nova Hutta como fue visionada: con vivienda y servicios de salud decentes para todos, excelentes colegios y niños, parque con fuentes desperdigados por toda la ciudad, trabajo completo para toda su fuerza de trabajo, crimen no existente, cuidado de la tercera edad digno.
Nova Hutta se pensó para ser la ciudad perfecta, una demostración para el resto de Polonia de lo que le esperaba en el momento que el país entero fuera transformado en una nación puramente comunista en la cual nada podía ser preservado de manera privada y además todos los ciudadanos lo compartan todo. Nova Hutta era un traguito del futuro, mejor que cualquier discurso o panfleto promocional, Nova Hutta iba a demostrar el carácter del mundo que estaba a la vuelta de la esquina.
Nova Hutta, mencionado innecesariamente, nunca llegó a su ideal. Irónicamente, Polonia si siguió el ejemplo de Nova Hutta y con una venganza: 30 años después, el movimiento Solidarity empezó a erosionar el poder del comunismo europeo, resultando una década después en la disolución de la URSS misma.
Así lo que Nova Hutta se pretendió que hiciera, es lo que se espera que la Iglesia de Jesucristo haga en el mundo de ahora: ser una comunidad en el mundo que demuestra como será el mundo en el futuro. Deberíamos ser gente comprometida con el amor cristiano que cultiva un sistema social que intenta encarnar lo que el Reino de Dios será algún día cuando venga a la Tierra, tal y como ya lo es en el Cielo.

La respuesta de Mc Laren

Si nuestra teología nos hace enfocarnos tan solo en lo eterno y lo individual (por ejemplo, meter mi alma al cielo) de modo que evitamos la preocupación de Dios acerca de lo histórico y global (por ejemplo, la voluntad de Dios que sea hecha así en la Tierra como en el Cielo), entonces mientras mas gente ganemos para nuestra teología, menos gente se preocupará por el mundo de Dios aquí y ahora.
Mientras más gente ganemos para nuestra teología, peor se volverá el mundo.
Si a Dios realmente le importa la justicia en este mundo aquí y ahora, y si estamos convirtiendo gente alejados de esa preocupación, entonces estamos trabajando contra Dios. Nos estamos convirtiendo inadvertidamente en enemigos de Dios.
¿Esta posibilidad le preocupa? ¿La descarta demasiado pronto?
Uno de los desafíos mas arduos que enfrentamos, creo yo, es descubrir un entendimiento del evangelio que abarque lo histórico y eterno, lo individual y global. La frase "Reino de Dios", creo yo, fue la imagen de Jesús prentediendo traer lo histórico, eterno, individual y global juntos. Que Dios nos ayude a buscar su Reino en todas sus dimensiones

Colapso

3 comentarios:

Abel on 6:28 p. m. dijo...

Gracias por el esfuerzo de la traducción. Es un capítulo muy útil e ideal para nuestra conversación de la noche.

Saludos,

Abel.

Marcos Paredes on 7:43 p. m. dijo...

Quién es este Tony Campolo? Algunos lo critican fuertemente, otros lo aprecian mucho. Otros no saben ni opinan. Que quiero decir con esto? Bueno, hay personas que dicen que Tony Campolo tiene una teología extraña, rara o incluso herética. El problema no es el de formar opinión, el problema es el ¿cómo se forma la opinión?

El problema no es la crítica, el problema es bajo que criterios se critica. Hay gente que dice que Tony campolo tiene una teología rara. Yo me pregunto si alguno de ellos se ha dado el trabajo de leer sus libros, y eso que tiene varios. Muchos ni se han dado el trabajo de leerlos. Es una gran falacia el negarse a escuchar lo que alguien tiene que decir simplemente porque uno tiene algún prejuicio sobre esa persona. -el está equivocado porque me dijeron que esta equivocado, o porque dice cosas q no me gustan, o porque tiene un mal carácter, etc etc. Cuidado con cometer una falacia ad hominem

Que quiero decir? simple. Antes de afirmar algo es necesario investigarlo, empaparse en ella y después! desùés viene el juicio de valor. No porque me dijeron que Tony era un teólogo extraño voy a dejar de evaluar lo que dice. No cometamos la falacia de creer que porque alguien dice algo errado, todo lo que dice tendra que ser falso.

Si a alguien no le gusta lo que Tony o cualquier persona tiene q decir, que sea porque se ha dado el trabajo de investigar y meditar el asunto, empaparse en el para poder dar un juicio de valor "objetivo".

No cometan el error de decir "yo no creo lo que esa persona dice" porque me lo dijo mi amigo o mi profesor, etc. Todo ser humano esta sujeto al error.

Jorgix on 11:21 a. m. dijo...

Hola Daniel, si bien es cierto que en su momento he leido el texto, debo de decir hoy que tu traducción ha sido muy buena y que valoro tu servicio al haberlo hecho. Nos has ayudado a muchos de nosotros a abrir nuestros ojos a la verdad del Jesús vivo y resucitado HOY. Un abrazo.

Followers

 

Enderezando la senda. La plantilla es la Revolution Two Church theme diseñada por Brian Gardner, convertida a Blogger Template por Bloganol dot com | Distribuida por Deluxe Templates