09 setiembre 2006

Apuntes Reunión 07 de Septiembre: La tolerancia


Franccesca nos comentó que la tolerancia es el respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias. El tema de la tolerancia es relevante, porque estamos rodeados de gente que piensa, vive y ve el mundo de maneras muy distintas a las nuestras (tanto gente que no es creyente como gente que lo es) lo cual implica que querámoslo o no, necesitamos poseerla.

Puntos en los cuales reflexionar:

-El ser humano es siempre intolerante ya sea frente a una cosa o frente a otra. ¿El ser humano tiende a la intolerancia? ¿Por qué?

-¿A qué se relaciona la intolerancia? ¿Qué nos hace intolerantes?

-Si creemos en un Dios de principios absolutos y que nos da una cosmovisión que determina el sentido de nuestra existencia, pero que esta tremendamente interesado en una humanidad que lo ha rechazado, ¿Entonces qué tipo de tolerancia quiere Él que tengamos?

Hay además algunos tipos de tolerancia que podemos evaluar (ojo, no son todas):

Toleracia indiferente: Respeta pero no le da valor a lo que piensan los demás.

Tolerancia postmoderna: Respeta y da el mismo valor a cualquier idea. Se dice que las dos grandes razones de la tolerancia moderna son: que todos somos hombres antes que judíos, musulmanes o cristianos, y que nadie posee la verdad en exclusiva. Propio del hombre es, en efecto, buscar la verdad, no poseerla, y no hay más criterio para conocer la verdad en los asuntos relativos a la moral y a la política que el reconocimiento que nos concedan los demás. (Lessing, Natan el Sabio)

Tolerancia cristiana: respeta y da valor a lo que piensan los demás para lograr una identificación con el otro (debido a la compasión –en caso de no cristianos- y humildad -en caso de otras denominaciones-)

Ya en el mismo grupo vimos algunas ideas que se dan en un contexto eclesial: “Pobrecitos, los del mundo se van a ir al infierno”; “Los no cristianos son gente mala, no intimes demasiado con ellos” (aunque lo último se da más en la gente mayor); “los mejores amigos tienen que ser cristianos”, y otras que generan un sentimiento de superioridad en nosotros y que hace que en nuestro mensaje y nuestra prédica ataquemos con frecuencia a los que no creen nuestra fe. A veces, inclusive, me hago “tolerante” e “interesado” por lo que realmente piensa el otro no por interés en la persona, sino nada más para evangelizarla, y si no escucha, la dejo a un lado.

Sin embargo, en contraste, concluimos que el atributo del entendimiento y la aceptación que tiene que brotar del cristiano, sumados al amor sincero por la persona independiente del afán predicador, puede ser un medio eficaz de rescate para la gente sin esperanza del mundo. (ver Efesios 4:1-8; 1 Cor. 13:7), además de ser la clave de la tolerancia.

0 comentarios:

Followers

 

Enderezando la senda. La plantilla es la Revolution Two Church theme diseñada por Brian Gardner, convertida a Blogger Template por Bloganol dot com | Distribuida por Deluxe Templates