07 noviembre 2006

Alguito sobre Iglesia


El día de hoy he estado meditando acerca de las implicaciones que tiene el tener en la sociedad una institución como la iglesia. La verdad es que definitivamente siento que mis conocimientos no son los suficientes para poder establecer en su totalidad las implicaciones y si se puede hacer un balance positivo o negativo de la misma. Sin embargo me voy a aventurar a soltar algunas ideas al respecto, con la posibilidad latente de que no se entienda ni "j" de lo que quiero decir o que se piense que estoy más loco que una cabra.

En primer lugar, estaba revisando el post que hizo Abel acerca del origen de la palabra "iglesia" (Wikipedia) y me pareció fascinante.

http://es.wikipedia.org/wiki/Iglesia

En resumen podemos decir que, haciendo un poco de hermenéutica, en el siglo 1 cuando se mencionaba la palabra Iglesia, automáticamente saltaban a la mente varias ideas, entre las cuales podemos mencionar "infiltración", "incursión", "alcanzar puestos clave en la sociedad", "tener una misión", "involucrarse", etc.

Ahora, haciendo una búsqueda rápida en el nuevo programita de la Biblia que me he bajado, nos encontramos con que la primera mención de la palabra Iglesia en TODA la Biblia es en Mateo 16:18.

Mat 16:13 Cuando llegó Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?
Mat 16:14 Y ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; y otros, Elías; pero otros, Jeremías o uno de los profetas.
Mat 16:15 El les dijo*: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?
Mat 16:16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.
Mat 16:17 Y Jesús, respondiendo, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.
Mat 16:18 Yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.
Mat 16:19 Yo te daré las llaves del reino de los cielos; y lo que ates en la tierra, será atado en los cielos; y lo que desates en la tierra, será desatado en los cielos.

Me parece sumamente interesante hacer el siguiente ejercicio. Imaginemos que estamos en el siglo 1, somos uno de los discípulos de Jesús y estamos en el momento puntual mencionado en el pasaje anterior. Jesús le dice "... Yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella..." ¿qué se nos hubiera venido a la mente? ¿Quizás un grupo de gente reuniéndose una vez por semana a escuchar una prédica? ¿Incluiría ese grupo de gente, la misión de traer más gente a esa reunión semanal? ¿Incluiría ese pensamiento que para formar parte de ese grupo, hay que hacer una especie de ritual en agua?

Haciendo yo mismo el ejercicio, me encuentro con que NADA de eso me hubiera venido a la mente. De hecho, de haber escuchado de labios de Jesús en la Palestina del Siglo 1 que el quería edificar una iglesia, me hubiera puesto a pensar que Dios estaba planeando una invasión para la cual necesitaba un grupo de gente capaz de infiltrarse de incógnito en la sociedad, hermanos fieles a Él capaces de ser un ejemplo en su sociedad que les permita destacarse en todo ámbito de modo que, pudieran confiarles todo tipo de posiciones de liderazgo, sin llegar a ser inmorales, para que cuando llegara el momento y la gran invasión sea manifestada (la segunda venida de Jesús) se encuentre con un panorama favorable y no con un mundo a medio destruir. Jamás se me hubiera ocurrido pensar que cuando Jesús mencionó la palabra iglesia en aquel momento, se refería a que debíamos construir un templo, en un lugar visible de la sociedad y reunirnos ahí una vez por semana con el objetivo de tratar de convencer a cualquier persona que pasara de que tenían que entrar, hacerse miembros del club para obtener la salvación y luego "servir" en la misma para atraer a otros. Evidentemente desde la perspectiva de la iglesia del siglo 1, veinte siglos después podemos decir que no hemos ni siquiera entendido la misión que se nos encomendó. Estamos totalmente obstinados en hacer templos más grandes, tener más gente en las iglesias, bautizar a más gente, hacer más encuentros, etc. Es fascinante como desde el concepto romano de iglesia, la intención era reducir el número de heridos y de muertos en un conflicto sangriento. Del mismo modo, habrá un encuentro final, una invasión final, una segunda venida de la cual, Dios y sus huestes celestiales serán las vencedoras, de eso no cabe duda, pero nosotros somos los encargados de que cuando Dios vuelva, los heridos y muertos sean los menos posibles, que Dios pueda encontrar una sociedad ordenada, justa, temerosa de Él, armoniosa, llena de bondad y dirigida por sus "misioneros". Lamentablemente tenemos que decir que si aplicáramos la estrategia de iglesia que aplicamos hoy en día en un conflicto romano del siglo 1, tendríamos a un grupo de romanos que van a una ciudad no conquistada, se empiezan a reunir semana tras semana en un edificio e intentan (cuando salen de su edificio) convencer a la gente que lo que hacen está mal, que tienen que dejar sus costumbres paganas y empezar a reunirse con ellos. Al final, algunos serán convencidos y algunos no y este grupo de romanos antiguos y nuevos, serán una parte de la sociedad en la que se encuentran, pero no cumplirán su misión de llevar su ideología a todos los rincones de la sociedad y en la eventual llegada de todo el poderío militar romano, no lograremos evitar el enfrentamiento, de hecho, seremos los culpables de la muerte de muchas personas pues preferimos juntarnos entre nosotros siempre y hacer que ellos se conviertan en romanos en lugar de nosotros mantener nuestros principios como romanos y hacernos a ellos.

Ahora con este ejercicio no quiero dejar de legitimar cosas como la existencia de pastores, ministerios, dones, el bautismo o la comunión de los creyentes, etc. que aparecen en la Biblia y que creo que Dios ha creado y provisto para el adecuado funcionamiento de su iglesia, pero creo que deberíamos re-pensar esos conceptos tal y como los conocemos y adecuarlos más a lo que Jesús quiso decir cuando dijo que Pedro formaría su Iglesia. Debemos también apropiarnos de la promesa que aparece a continuación en a que dice que las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Muchas veces tenemos miedo de salir de la iglesia e involucrarnos, tengo muchísimos amigos cristianos que no tienen amistades ni relaciones fuera de la iglesia. Tenemos que ser valientes y salir, apropiarnos de la promesa de Dios y pensar que las puertas del Hades no prevalecerán y que sabremos involucrarnos en nuestra sociedad sin ser como ellos, de hecho creo que a eso se refería Cristo cuando dice “No te ruego que los saques del mundo, sino que los guardes del maligno” Juan 17:15. De hecho creo que la total lectura del capítulo 17 de Juan con esta nueva visión de la palabra iglesia da nuevas luces acerca de la intención de Jesús.

Por otro lado y ya para cerrar, quisiera acotar que en toda la Biblia, Jesús tan solo menciona la palabra iglesia en 2 oportunidades, una la ya antes mencionada y la segunda se encuentra un par de capítulos mas adelante también en Mateo 18:17.

Mat 18:15 Y si tú hermano peca, ve y repréndelo a solas; si te escucha, has ganado a tu hermano.
Mat 18:16 Pero si no te escucha, lleva contigo a uno o a dos más, para que TODA PALABRA SEA CONFIRMADA POR BOCA DE DOS O TRES TESTIGOS.
Mat 18:17 Y si rehúsa escucharlos, dilo a la iglesia; y si también rehúsa escuchar a la iglesia, sea para ti como el gentil y el recaudador de impuestos.
Mat 18:18 En verdad os digo: todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo.
Mat 18:19 Además os digo, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan aquí en la tierra, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.
Mat 18:20 Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

Me llama la atención como tanto en el pasaje de Pedro y en este después de la mención de la palabra iglesia aparece la siguiente frase: "... todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo... ". Y aquí voy a soltar una opinión personal, yo creo que esta referencia tiene que ver con que la aparición de la estrategia IGLESIA en el plan de Dios, que incluye el concepto de que "el Reino de Dios se ha acercado" evidentemente debido a que los misioneros de Dios se están empezando a hacer cargo de la sociedad, o al menos debieran, para hacer de este lugar un mejor lugar para vivir, es su misión; cuando el Reino de los Cielos se termine de acercar, todo lo que hayamos atado aquí, todo lo que hayamos logrado cambiar en esta sociedad de acuerdo al plan de Dios, tendrá una implicancia eterna cuando Dios y su Reino lleguen.

Colapso

1 comentarios:

Abel on 7:12 p. m. dijo...

MUY interesante lo que propones con respecto a "Iglesia", y lo que debió pasar por la cabeza de Pedro cuando Jesús le mencionó el concepto, muy buena, se ve que estás recontra afanadazo con tu programita...

Followers

 

Enderezando la senda. La plantilla es la Revolution Two Church theme diseñada por Brian Gardner, convertida a Blogger Template por Bloganol dot com | Distribuida por Deluxe Templates